Productos

Lactancia

Mastitis

Hora de lectura: 3 min.

La mastitis es una inflamación de la mama que puede ir acompañada de una infección. En la mayoría de los casos, la mastitis se produce durante las primeras seis semanas tras el parto, aunque también se puede dar en cualquier otro momento durante el periodo de lactancia. Las causas de la mastitis están vinculadas a un vaciado insuficiente de leche, inmovilidad de la leche e inflamación. Los conductos bloqueados y la congestión de los pechos también pueden provocar una mastitis si no se tratan convenientemente.

Las madres pueden tener predisposición a padecer mastitis por varias razones; por ejemplo, si tienen heridas en los pezones, especialmente si tienen la bacteria Staphylococcus aureus, y si caen enfermas o están estresadas. Otros factores que pueden provocar mastitis son las tomas muy espaciadas o con poca frecuencia; el hecho de que el bebé no se enganche bien al pecho, que implica que no se extraiga suficiente leche; el uso de ropa ajustada en el perímetro del pecho; una sobreproducción de leche; un destete rápido y un punto blanco en el pezón.


Signos de mastitis

La mastitis puede definirse como un área del pecho hinchada, sensible al tacto, caliente y con forma de cuña, que suele ir acompañada de fiebre (> 38,5 °C). A veces, los síntomas de la mastitis pueden confundirse con los de la gripe. También puede emplearse el término mastitis para hacer referencia a la inflamación del pecho que se manifiesta como enrojecimiento, dolor y calor en el pecho cuando este está congestionado (enlace a la sección sobre congestión) u obstruido, sin que haya infección. Sin embargo, la congestión puede derivar en mastitis infecciosa o absceso mamario si no se trata como corresponde. La mastitis puede empeorar en tan solo unas horas, por lo que debe tratarse de inmediato.


Evaluación

Para poder diagnosticar y tratar la mastitis, se recomienda consultar inmediatamente con un profesional sanitario cuando aparezcan los primeros síntomas. En la mayoría de los casos, no se suele recomendar que se lleven a cabo análisis de laboratorio u otros procedimientos diagnósticos, excepto:

  • si la mastitis ya ha sido diagnosticada y no hay respuesta al tratamiento;
  • si no es la primera vez que se padece mastitis;
  • si la mastitis se ha contraído en el hospital;
  • si se tiene alergia a los antibióticos más comunes;
  • o si se trata de un caso grave o inusual.


Gestión

Debe aplicarse un plan de gestión junto con una consultora de lactancia o un profesional sanitario.

Además de consultar con un profesional sanitario, pueden aplicarse algunas de estas estrategias basadas en pruebas:

  • Amamantar al bebé con el pecho afectado primero y con bastante frecuencia para ayudar a deshacer las obstrucciones. Si se produce dolor durante la eyección de leche (bajada de la leche), es preferible que las madres empiecen por el pecho sano.
  • Ayudar con la colocación y la sujeción del bebé; probar diferentes posiciones de lactancia para intentar deshacer la obstrucción, en caso de que haya.
  • Guardar reposo todo lo posible.
  • Aplicar calor en el pecho con compresas calientes antes de amamantar para ayudar a estimular el flujo de leche, y aplicar frío con compresas frías después de amamantar para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Usar analgésicos: tras consultar con un profesional sanitario, puede ser recomendable tomar analgésicos para aliviar el dolor y favorecer la eyección de leche. Concretamente, se considera que tomar antiinflamatorios como ibuprofeno durante la lactancia no entraña ningún riesgo.
  • Consultar con un profesional sanitario la necesidad de usar un tratamiento farmacológico o no farmacológico.
  • Usar antibióticos: si la madre está enferma o los síntomas no han mejorado en un periodo de 12 horas, suele recomendarse el uso de antibióticos para tratar la mastitis.
  • Conviene finalizar el tratamiento de los antibióticos recetados. Debe elegirse un antibiótico que sea efectivo y compatible con la lactancia. Mientras dure el tratamiento, la madre debe continuar dando el pecho, ya que no existen pruebas de que represente un riesgo para un bebé sano nacido a término mamar de una madre que padece mastitis; además, es importante extraer leche de forma continua.
  • Si la mastitis ha sido causada por el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés), deberán usarse diferentes antibióticos. Es más, si el MRSA está presente en la comunidad, puede ser necesario realizar un cultivo de la leche materna y evaluar las sensibilidades a los antibióticos en caso de que la mastitis no mejore.
  • Si los síntomas de la mastitis no desaparecen al cabo de unos días, conviene llevar a cabo un diagnóstico diferencial más exhaustivo para confirmar la presencia de bacterias resistentes o la formación de abscesos u otros tejidos mamarios.

Resúmenes de estudios

A descriptive study of mastitis in Australian breastfeeding women: incidence and determinants

Mastitis is one of the most common problems experienced by women who are breastfeeding. Mastitis is an inflammation of breast tissue, which may or may ...

Amir LH, Forster DA , Lumley J, McLachlan H (2007)

BMC Public Health. 7:62


ABM Clinical Protocol #4: Mastitis, Revised March 2014

A central goal of The Academy of Breastfeeding Medicine is the development of clinical protocols for managing common medical problems that may impact breastfeeding success. ...

Amir LH (2014)

Breastfeed Med. 9(5): 239–243

Bibliografía

Amir, L.H. ABM Clinical Protocol #4: Mastitis, Revised March 2014. Breastfeed Med 9, 239-243 (2014).

Jacobs, A. et al. S3-Guidelines for the Treatment of Inflammatory Breast Disease during the Lactation Period: AWMF Guidelines, Registry No. 015/071 (short version) AWMF Leitlinien-Register Nr. 015/071 (Kurzfassung). Geburtshilfe Frauenheilkd. 73, 1202-1208 (2013).

Amir, L.H., Forster, D.A., Lumley, J. & McLachlan, H. A descriptive study of mastitis in Australian breastfeeding women: incidence and determinants. BMC. Public Health 7, 62 (2007).

American Academy of Pediatrics and The American College of Obstetricians and Gynecologists. Breastfeeding handbook for physicians 2006).

Lawrence, R.A. & Lawrence, R.M. Breastfeeding: a guide for the medical profession (Elsevier Mosby, Maryland Heights, MO, 2011).

Hale, T.W., Rowe, H.E. Medications and Mothers' Milk 2014 (Hale Publishing, Plano, 2014).

Artículos relacionados

Artículos que pueden interesarte

Lactancia

Congestión fisiológica

Leer más
Lactancia

Motivos de un suministro de leche reducido

Leer más
Lactancia

Dar el pecho al recién nacido

Leer más
Lactancia

Congestión fisiológica

Leer más
Lactancia

Motivos de un suministro de leche reducido

Leer más
Lactancia

Dar el pecho al recién nacido

Leer más

¿Por qué elegir Medela?

La ciencia del cuidado

Durante más de 60 años, nuestra empresa se ha dedicado a la ciencia de hacer que la forma más delicada de cuidado sea sencilla, intuitiva y eficaz.

Seguir leyendo